ULTIMA NOTICIA

Espectaculo

martes, 12 de noviembre de 2013

Washington Post califica de racista sentencia del Tribunal Constitucional

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- En un editorial, el influyente periódico estadounidense Washington Post afirma que la sentencia del Tribunal Constitucional consagra “el profundo racismo y la discriminación que sufren los inmigrantes haitianos”.
  A continuación, el texto íntegro del editorial:
 Haití y República Dominicana, vecinos algo tensos en la soleada isla de la Hispaniola, comparten una enredada y contenciosa historia, algunas veces violenta, cooperativa y de explotación. Ese es el historial, aunque no es excusa, para el excesivo dictamen de la más alta corte de República Dominicana que le arrebata a por lo menos 200,000 inmigrantes descendientes de haitianos el derecho a la ciudadanía, incluyendo a los que nacieron en tierra dominicana hace décadas. 
 La decisión del tribunal consagra el profundo racismo y la discriminación que sufren los inmigrantes haitianos y sus hijos, quienes han asumido puestos rompe-espaldas en los cañaverales dominicanos y la construcción por años. La decisión desnacionaliza a los inmigrantes, incluso pone en riesgo el que sus hijos puedan recibir una educación. 
 Agravando la injusticia, el tribunal ordenó a las autoridades peinar los registros de nacimiento, hasta 1929, para eliminar a los descendientes de haitianos que ya no tienen derecho a la ciudadanía. Decenas de miles quedarán en limbo legal, incluyendo los que nunca han puesto un pie en Haití y tampoco hablan creole, el idioma oficial del vecino país.
 La economía dominicana, muy parecida a la de Estados Unidos, depende del trabajo de inmigrantes que ocupan puestos en la parte inferior de la escala salarial. Y muy similar a la clase política de Estados Unidos, las autoridades dominicanas han negado extender el trato justo y el mismo estatus a los inmigrantes. 
 Durante muchos años, a los hijos de trabajadores haitianos nacidos en suelo dominicano le negaron sus documentos oficiales bajo el alegato que sus padres estaban “en tránsito”- aun cuando estuvieran trabajando en el país durante décadas. Una enmienda constitucional de 2010 tipificó esa discriminación sistémica, y la decisión del tribunal, dictada el mes pasado, estableció la regla casi escrita en una piedra- y la aplicó con carácter retroactivo. El tribunal otorgó un plazo de un año para hacer la lista de los residentes que serían excluidos y despojados de su ciudadanía.
 Las implicaciones de este dictamen xenofóbico son desastrosas. Los descendientes de haitianos- así como los hijos de inmigrantes de Europa, China u otro lugar, nacidos en territorio dominicano- ya no podrán obtener educación pública, seguro medio subsidiado u otros beneficios. 
 Al igual que en Estados Unidos, deportaciones masivas de inmigrantes que aportan a la economía no son una opción viable para la República Dominicana. El presidente dominicano, Danilo Medina, admitió que la decisión del tribunal creó “un problema humano que tenemos que resolver.”
 Funcionarios estadounidenses deben ejercer presión sobre el tema utilizando los canales diplomáticos con sus homólogos dominicanos. Al ignorar la difícil situación de los descendientes de haitianos, la comunidad internacional sólo agravaría una injusticia.

Publicar un comentario

Por favor deje su comentario es muy importante para nosotros

 
Copyright © 2015 Tubanero.net
Powered byBlogger